VENDAJE NEUROMUSCULAR

VENDAJE NEUROMUSCULAR

Compartir

El vendaje neuromuscular es un método terapéutico creado en 1979 por el doctor Kenzo Kase, licenciado en quiropráctica y acupuntura, desarrolló su método según los conceptos de medicina asiática, en donde la piel es el órgano reflexógeno más grande del cuerpo y desde el cual se puede incidir con estímulos aferentes hacia el sistema nervioso central desencadenando las respuestas neurofisiológicas deseadas, buscó proponer una nueva opción terapéutica para controlar el dolor, mejorar el rendimiento deportivo y reducir el impacto en los trastornos musculo-esqueléticos. Introduciéndose en el manejo de muchas alteraciones del sistema musculo-esquelético y más aún en el tratamiento de trastornos neurológicos.

VENDAJE NEUROMUSCULAR

A partir de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 esta técnica empleada por los profesionales de la salud en el campo del deporte y la rehabilitación física tomó fuerza como alternativa terapéutica. El gran auge que ha venido teniendo fue en los juegos olímpicos de Beijing de 2008 y los de Inglaterra en 2012, quienes se han capacitado en el manejo de este aplicativo terapéutico y lo están implementando conocen los principios neurofisiológicos que median sus efectos y los tiene en cuenta a la hora de prescribir el tipo de técnica que le aplicaran a su paciente.

Las lesiones del sistema musculo-esquelético son muy comunes en la práctica deportiva con una incidencia de 30% de los trastornos osteomusculares, siendo frecuentes las contusiones, los esguinces y las tendinopatías. En relación con la etiopatogenia de la lesión, el factor más habitual es la gran cantidad de cargas a las cuales está sometido el tejido muscular.

Vendaje neuromuscular

El vendaje neuromuscular o kinesio taping permite la recuperación de la parte lesionada sin disminuir su función corporal cuyo principio de acción se basa en el estímulo sobre los receptores sensoriales, el aumento del espacio entre piel y músculo lesionado, el mejoramiento de la irrigación, el favorecimiento del drenaje linfático, la acción de descomprensión y la disminución de los procesos inflamatorios.

Las características propias de la cinta comprenden una textura elástica y adhesiva de algodón poroso; asimismo, presenta unas propiedades muy similares a la piel que incluyen elasticidad longitudinal (30-50%), constituido en un 100% por una estructura trenzada de hilos de algodón, que incorpora una capa de pegamento llamado cyanoacrilato de uso médico que le confiere adhesividad lo que facilita la adherencia a medida que se calienta cuando entra en contacto con la piel, puede llevarse durante varios días dependiendo la zona de aplicación. La capa de pegamento es antialérgica, no contiene látex e imita la huella dactilar para favorecer la transpiración y la elevación de la piel. El vendaje se encuentra adherido a un papel protector, dotado desde fábrica de un característico peestiramiento conseguido por la forma especial de unir el vendaje con el papel protector y es aproximadamente de 10% inicial al que se puede aplicar hasta un 160% adicional, con lo que se iguala la elasticidad de la piel, en el sentido transverso por el contrario es totalmente inelástico. Se encuentra en diferentes colores, los cuales presentan exactamente las mismas propiedades, el origen de los colores se centra en la teoría del color.

Este aplicativo terapéutico puede ser calificado como novedoso, ya que mientras otros tipos de vendaje centran su filosofía en inmovilizar o estabilizar artificialmente las estructuras músculoarticulares y ligamentos del cuerpo, lo cual puede, en algunos casos, ser contraproducente porque se inhiben los estímulos, debilitan la musculatura y disminuyen el riego sanguíneo, aspectos que influyen negativamente en el proceso de rehabilitación del sistema osteomuscular; el vendaje neuromuscular fue diseñado para facilitar el proceso de curación natural del cuerpo permitiendo apoyo y estabilidad a los músculos y las articulaciones sin restringir el alcance del movimiento del cuerpo, el vendaje neuromuscular es en sí mismo un estímulo para incidir a todos los sistemas del organismo y facilitar los procesos de curación.

Los efectos fisiológicos producidos por este aplicativo terapéutico en el organismo resalta el efecto analgésico, neuromecánico y circulatorio, reduciendo la fatiga muscular y modulación del tono muscular, mejora la interacción entre las fascias, actúa sobre la postura y la propiocepción articular.

Te invitamos a que visites nuestro Canal en  YouTube.

Puede que también te interese: Utilidad y origen de los somatotipos

VENDAJE NEUROMUSCULAR 1

Eduardo Jaime Vázquez

Gimnasta retirado, preparador físico, fisioterapeuta, codirector de AFID (atención fisioterapeuta deportiva)