¿Si no duele no sirve?

¿Si no duele no sirve?

Compartir

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase, si no duele no sirve? una frase tan común en el ambiente de gimnasios de pesas y salas de entrenamiento cros, en el ambiente fitness,algunas personas se lo toman demasiado a pecho al grado de terminar con dolores bastante intensos en algunas zonas del cuerpo, musculares y articulares o inclusive vomitando, pero ¿Qué tan cierta es esta frase?

Si no duele no sirve

Si bien es verdad que el dolor puede presentarse a nivel muscular en ciertos métodos de entrenamiento al terminar una serie o conjunto de series, a los pocos minutos habrá desaparecido; claro si te encuentras en buena condición física.  Si te encuentras desentrenado, este dolor puede tardar uno o dos días en desaparecer, pero ese es otro tema.

Ojo aquí estamos hablando de dolor muscular, que hasta cierto punto puede resultar normal, pero hay quienes al día siguiente no pueden ni caminar, o llegan a sentirse tan fatigados en el entrenamiento que vomitan. 
Y es aquí donde se está llevando al extremo esta frase, se lleva al extremo por una simple razón, por el bombardeo de videos donde se muestran atletas competidores de constructuvismo o incluso de entrenadores aplicando cargas de entrenamiento demasiado altas; donde los atletas tiene un cuerpo muy musculado o estético, pero sufren durante entrenamiento.

Lo que se pierde de vista, es que, en su mayoría, si no es que en todos los casos, se ayudan de fármacos, sin reconocer su uso a nivel público, utilizando esta famosa frase “si no duele no sirve” para sustentan sus logros. 

Si no duele no sirve

Lo anterior termina causando que quienes apenas comienzan en la actividad física con la finalidad de ser fitness, crean que es necesario sufrir para poder conseguir sus objetivos, incluso hay quienes lo siguen creyendo después de varios años entrenando.  

Desafortunadamente hasta la fecha hay instructores que por falta de formación, o inadecuada formación manejan esta filosofía, forzando a sus instruidos o atletas a llegar a un dolor o cansancio extremo.
Hay que tener mucho cuidado con todo esto, y más aún si te encuentras sumergido en la actividad física por ser fitness, siendo necesario entender un poco el termino, que, a pesar de no tener una traducción literal al español, si tiene una raíz que implica entren varias cosas la salud, aquí no entraremos mucho afondo porque hablaremos de ello en entro artículo.

Siendo la salud uno de los factores principales en el fitness, un buen entrenador es quien sabe dosificar las cargas, quien sabe utilizar los métodos de entrenamiento para cumplir tu objetivo sin poner en riesgo tu salud y además todo ello, sin que el efecto del entrenamiento tenga mucha mella en tus actividades cotidianas. Teniendo todo esto en cuenta deberíamos incluso poner en duda, si entran dentro del fitness los métodos utilizados de estos entrenadores o atletas que muchos alaban, por encontrarse entrenando y sufriendo; incluso si son  “fitness” los modelos presentados como tal, que utilizan esteroides anabólicos o fármacos. 

Te invitamos a que visites nuestro Canal en  YouTube.

El dolor no es un indicador de un entrenamiento adecuado, y mucho menos un dolor articular, si el dolor es excesivo, solo es un indicador de una técnica o carga movilizada inadecuadamente, si te encuentras con ganas de vomitar durante la actividad física, es muestra de descansos inadecuados entre ejercicios o que te estas excediendo en general en la carga de entrenamiento.

Puede que también te interese: Utilidad y origen de los somatotipos