Marihuana, efectos de la  en el deporte, actividad física y salud

Marihuana, efectos de la en el deporte, actividad física y salud

Compartir
  • 52
    Shares

Antes de comenzar a tratar el tema, es necesario aclarar que en paidotriba  estamos en contra del uso de cualquier sustancia  utilizada con fines recreativos que altere de forma negativa o dañe nuestro organismo, pues en este espacio hablamos sobre actividad física; una forma de cuidar nuestro organismo y potencializarlo, siendo coherentes en ello, alentamos y fomentamos un estilo de vida saludable alejada de cualquier sustancia adictiva que cause los efectos anteriormente mencionados, sin en cambio, respetamos la decisión  de cada individuo  si decide consumirlas.

Muchas cosas se dicen sobre el cannabis, mariguana, etc.  Pero hasta el momento aún es una sustancia prohibida en muchos países, en el deporte de alto rendimiento tampoco es una sustancia que sea apreciada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). 

En los últimos años por parte de los consumidores de cannabis ha surgido una campaña intentando demostrar que su consumo no es perjudicial, que inclusive es benéfica y que debería ser legal al igual que un cigarro de tabaco,  desafortunadamente  esto ha sido una gran distorsión de la realidad,  pues fumada ha demostrado ser más dañina que beneficiosa.

Comenzaremos hablando sobre que es el cannabis y sus efectos dándoles datos reales, todos respaldados por estudios científicos, los cuales te los dejaremos abajo por si deseas leerlos por tu cuenta, con posterioridad hablaremos sobre su repercusión en la actividad física.

Marihuana

La marihuana es una mezcla gris verdosa de hojas, tallo, semillas y flores secas picadas de la plantas de cáñamo “Cannabis sativa” conocida por infinidad de nombre de los cuales no haremos mención.  El cannabis es una planta de efecto psicoactivo  con más de 400  componentes químicos, entre ellos está el delta-9- tetrahidrocannabinol  (THC), responsable de dichos efectos, el cannabinol y el canabidol,  con efectos sedantes y ansiolíticos.

  En los últimos años, la potencia del cannabis a aumentando progresivamente, fruto de las técnicas de cultivo y la selección genética de las variantes más psicoactivas, así, también ha aumentado el consumo de esta planta en los últimos años, hasta llegar a ser la droga ilegal más consumida a nivel mundial. La edad de inicio de consumo del cannabis ha ido disminuyendo, en 1994  era de 15 años para el 2008 disminuyo a 14,  este es un dato alarmante he importante, pues  uno de los factores que determinan  la aparición y la gravedad de las consecuencias negativas del consumo del cannabis, es la edad de inicio del consumo a esta droga.

 Marihuana

Pero ¿qué es lo negativo que causa y cuáles son sus riesgos?  Presta mucha atención. Como se  mencionó el THC  es la principal sustancia psicoactiva, en bajas dosis es un depresor de Sistema Nervioso Central (SNC)  por lo que disminuye la función normal del cerebro  que a mayores dosis tiene efectos alucinógenos como el LSD,  además de los efectos depresores y alucinógenos  afecta la atención, la memoria (por lo que la capacidad de crear recuerdos nuevos se ve limitada), la percepción, la conciencia y los movimientos, por lo tanto, también se ve afectada la capacidad de realizar tareas complicadas, consecuentemente, alguien que fuma marihuana todos los días puede estar funcionando a un nivel intelectual reducido la mayor parte o todo el tiempo.

Los síntomas se inician tras su consumo, pasados los 10 o 20 minutos, prolongándose en un periodo máximo de aproximadamente 3 horas. Los efectos que produce afectan el tejido cerebral, en especial cuando el consumo se inicia en la adolescencia que es la etapa de maduración del cerebro. Su uso diario y durante periodos prolongados provoca cambios estructurales y daños muy grabes al tejido cerebral. Muestra de esto es un estudio financiado por la National Institute on Drug Abuse (NIDA), donde se utilizó tecnología de imágenes del cerebro para demostrar que los usuarios crónicos de mariguana muestran menor actividad en el área de procesamiento de errores en su cerebro. La resonancia magnética funcional (fMRI) hizo posible ver imágenes en tiempo real de la actividad cerebral de 16 usuarios de mariguana y de 16 no consumidores: el (fMRI) reveló que los consumidores de mariguana mostraron menor actividad en el área del cerebro llamada corteza cingulada anterior (ACC).

A los pocos minutos de haberse inhalado el humo de la marihuana, el corazón comienza a latir más rápido, los bronquios se relajan y se ensan­chan, y los vasos sanguíneos en los ojos se dilatan haciendo que los ojos se vean rojos. El corazón, que nor­malmente late de 70 a 80 latidos por minuto, puede aumentar su ritmo en unos 20 a 50 latidos por minuto o en algunos casos hasta puede duplicarse. Hay evidencia limitada que su­giere que el riesgo de que una persona sufra un ataque al corazón durante la primera hora después de fumar marihuana es cuatro veces más que el riesgo normal. Esta observación podría explicarse, en parte, porque la marihuana eleva el ritmo cardiaco y reduce la capacidad de la sangre de transportar oxígeno, y en algu­nos casos también eleva la presión arterial.

Hasta la fecha existe gran cantidad de gente que afirma que el consumo del cannabis es mucho menos dañino que el tabaco, basándose en absolutamente nada en o publicaciones que distorsionan la realidad en pro de su uso,  desafortunadamente para ellos, existen  estudios que  han demostrado que el humo de la marihuana, al igual que el del tabaco, consiste en una mezcla tóxica de gases y partícu­las, muchas de las cuales se sabe que son perjudiciales para los pulmones. 

Las personas que fuman marihuana regularmente pueden tener muchos de los mismos problemas respiratorios que los fumadores de tabaco, como tos y producción de flema a diario, una mayor frecuencia de enfermedades agudas del pecho y un mayor riesgo de infecciones pulmonares.Incluso el consumo poco frecuente de la mari­huana puede causar ardor y picazón en la boca y la garganta, a menudo acompañados por una tos fuerte. Además, la marihuana tiene el potencial de suscitar el cáncer de los pulmones y otras partes del aparato respiratorio porque contiene hasta un 70 por ciento más irritantes y carcinógenos que el humo del tabaco.

También produce niveles altos de una enzima que convierte ciertos hidrocar­buros en su forma carcinógena, lo que podría acelerar los cambios que final­mente producen las células cancerosas. Además, los fumadores de marihuana generalmente inhalan más profun­damente sostienen su respiración por más tiempo que los fumadores de tabaco, lo que expone a los pulmones al humo carcinógeno por más tiem­po. Sin embargo, mientras que varias investigaciones diferentes sugieren que el consumo de la marihuana puede conducir al cáncer de pulmón, la evidencia que apoya esta tesis no es concluyente, lo que no significa que no pueda pasar, solo que para confirmar esto se necesitan más estudios. Un aspecto importante que debemos recalcar  es que  fumar de 3 a 5 cigarrillos de marihuana por semanal es equivalente a fumar 16 cigarrillos comunes de tabaco por día.

Para cerrar este apartado en términos generales y pasando al tema  que más nos compete, terminamos con estos dos puntos importantes:

Muchos consumidores creen que el uso de la marihuana solo tiene efectos momentáneos sobre el cerebro, esto no es así, estudios han demostrado que existe un vínculo entre el consumo de marihuana y la psicosis, el consumo de la marihuana también empeora el curso de la enfer­medad en los pacientes con esquizo­frenia y puede producir una reacción psicótica breve en algunos usuarios, la que se desvanece al ir menguando los efectos de la droga, asi también provocar pensamientos suicidas.  

La cantidad de la droga que se consumió, la edad al primer uso y la susceptibilidad genética del usuario pueden influir en esta relación como se había mencionado anteriormente. Se han reportado otras conexiones, menos consistentes, entre el uso de marihuana y la depresión, la ansiedad, los pensamientos suicidas en adolescentes y los trastornos de personalidad.

Por último y no por ello menos importante, ¿es adictiva o no lo es?  En su mayoría existe la creencia de que no lo es. Desafortunadamente esto tampoco es así, el consumo de la marihuana a largo plazo puede llevar a la adicción. Esto quiere decir que el usuario tendrá dificultad para controlar su consumo de la droga y no podrá parar aunque este consumo interfiera con muchos aspectos de su vida. Se calcula que el 9 por ciento de las personas que con­sumen marihuana se vuelven depen­dientes de la misma. El número se eleva a cerca de 1 en cada 6 usuarios que hayan empezado a usarla a una edad muy joven (en la adolescencia) y a un 25 a 50 por ciento entre los usuarios diarios.

Llegados a este punto, creemos que no se necesita mucho para saber si es benéfica o no en el deporte, pero si aún no llegas a alguna conclusión, te diremos a continuación, NO ES BENÉFICA, profundicemos más en el tema:

La Agencia Mundial Antidopaje tiene como límite y considera dopaje positivo cuando la concentración de orina de los metabolitos del delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es superior a 15 ng/ml.

La marihuana fumada causa varios efectos que para los deportistas que no son nada estimulantes para un mejor desempeño; reflejos más lentos y los pulmones después de haber  aspirando Co2 de la combustión reduce la capacidad pulmonar y la resistencia. Tiene efectos psicoactivos con lo cual reduce la concentración y la atención sobre lo que se está realizando. El consumo de cannabis produce relajación, somnolencia, alteración de las funciones motoras complejas, etc., es decir, un efecto negativo en el rendimiento de la mayor parte de los deportes. 

Deportes de alto nivel de dificultad y perfección técnica, así como en deportes de alta intensidad es imposible realizarlos después de haber fumado marihuana, resultaría completamente contraproducente para nuestra salud y buen resultado deportivo. Por un lado la perfección técnica no se lograría porqué el atleta se encontraría con distorsión de tiempo y procesamiento de información deficiente. Una actividad de alta intensidad, pondría en alto riesgo nuestra salud, pues después del consumo de la marihuana nuestro ritmo cardíaco ya es acelerado y exigiendo más a nuestro organismo simplemente causaríamos el colapso del corazón.

Marihuana, efectos de la  en el deporte, actividad física y salud 1

Con todo a lo anterior, es claro que no se puede considerar una droga ergogénica, sino, quizá todo lo contrario. Por eso la consideración de positividad en un control de dopaje se debe a su implicación social y sobre la salud y no a su actividad sobre el rendimiento.
Pero a todo esto te preguntarás ¿Por qué entonces existen muchos atletas que la usan?  Los deportistas no consumen cannabis para mejorar su rendimiento, sino que se trata de un comportamiento social al que los deportistas no son ajenos.

El nivel de desinformación sobre la mariguana es muy importante, pero más grave aún es el grado de distorsión de la misma, alentada por asociaciones que se encargan de dar a conocer argumentos y estrategias en pro de legalizar y legitimar socialmente su consumo, por lo que la hacen aparecer como una sustancia inofensiva. Utilizando un discurso en las últimas décadas, que han favorecido su difusión y su consumo con argumentos tan simples como “Es una planta natural”, “es una sustancia terapéutica”, “es más sano fumar cannabis que fumar tabaco”, “es relajante”.

Cerrando este articulo recalcamos que no estamos en contra del cannabis con uso terapéutico o medicinal, pero si en contra de su uso con fines recreativos pues consideramos que existen muchas más formas agradables, divertidas y saludables de pasar un muy buen rato.  

Marihuana, efectos de la  en el deporte, actividad física y salud 2

Teniendo toda esta información es ahora que decidas tú si la necesitas para entrenar o si la necesitas simplemente en tu vida cotidiana.


Si te sirvió esta información ayúdanos a difundir, estamos seguros que a muchos les ayudara a comprender sobre el tema, o puede que conozcas a alguien que lo necesite.  Te lo agradeceremos profundamente.


Aquí te dejamos una guía si ya te encuentras sumergida en ella y estas intentando dejarla :        Guía 

Te invitamos a que visites nuestro Canal en  YouTube.

Puede que también te interese: Utilidad y origen de los somatotipos

Te dejamos los links donde puedes corroborar y ampliar tu información en el tema, la mayoría en español:


1.https://d14rmgtrwzf5a.cloudfront.net/sites/default/files/mj_rrs_sp_september15.pdf
2. https://www.elsevier.es/en-revista-boletin-aelfa-311-articulo-cannabis-una-sustancia-que-afecta-90027245
3. https://www.scielo.org.pe/pdf/rins/v29n1/a19v29n1.pdf
4. https://www.redalyc.org/pdf/2430/243016324019.pdf
5. https://www.femede.es/documentos/editorial.pdf
6.https://www.msssi.gob.es/biblioPublic/publicaciones/docs/vol29_1dopaje.pdf
7.https://static1.squarespace.com/static/54c797e7e4b057e0ac9658e8/t/54d8f530e4b0b7cd919a4f3b/1423504688189/nida_mj_teenssp.pdf
8.https://www.smmemx.org/Documentos/Toxicologia/IntoxicacionCannabis.pdf
9. https://www.portaldeportivo.cl/articulos/MR.0009.pdf
10. https://www.scielosp.org/pdf/rsap/v15n1/v15n1a04.pdf
11. https://droginfo.com/pdf/Guide_spansk.pdf
12. https://www.drugabuse.gov/sites/default/files/marihuana_rr_sp_2013.pdf
13.https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/la-marihuana/existe-una-relacion-entre-el-consumo-de-la-marihuana-y-la-enfermedad-me
14. https://www.cat-barcelona.com/uploads/rets/RET43_3.pdf
15.https://www.uv.mx/rm/num_anteriores/revmedica_vol10_num2/articulos/ConsumoMariguana.pdf
16. https://www.medicalnewstoday.com/articles/314222.php
17. https://www.nature.com/nature/journal/v539/n7629/full/nature20153.html
18. https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/fullarticle/2532234