HABILIDADES VISUALES EN EL DEPORTE

HABILIDADES VISUALES EN EL DEPORTE

Compartir
  • 38
    Shares

Por:Yair Navarrete
Entrenador de Fútbol Americano Femenil 

De acuerdo a varios autores, la percepción sensorial mejora con el paso de los años a medida que maduramos. Así pues, se encuentra sujeta a particularidades fisiológicas y psicológicas que se enriquecen con experiencias y mejoran con la edad (Cárdenas Vélez, 2000), de esta forma la percepción sensorial también varía de un individuo a otro.

HABILIDADES VISUALES

Las percepciones visual, auditiva y kinestésica alcanzan la madurez a diferentes edades en el sujeto. Por su parte, los sistemas de integración intersensorial toman más tiempo y generalmente son limitados en los niños. Algunos deportes potencian el desarrollo de estos sistemas, dándole principal importancia a la función visual, misma que depende de las conexiones neuronales en el córtex visual y la cantidad de conos de la retina desarrollados. A continuación, desglosaremos el conocimiento adquirido en cuanto a desarrollo de la percepción visual dado el impacto de su participación en el desarrollo de la percepción en general dentro de los ámbitos social y deportivo.

Así pues, algunos aspectos de la percepción visual se relacionan directamente con las habilidades motoras del sujeto, pues en conjunto forman sistemas intersensoriales. Estos aspectos comprenden lo siguiente;

  1. Constancia del tamaño, que alude a la habilidad del sujeto para reconocer cuando los objetos mantienen un tamaño constante pese la distancia del observador y el espacio que ocupe la imagen dentro de la retina (Haywood, 1986).
  2. Percepción de figura – fondo, que se refiere a la capacidad del observador para localizar y enfocar objetos en algún fondo que pudiera producir distracción.
  3. Percepción del todo y sus partes, trata de la habilidad para discriminar las partes de un objeto determinado dentro de un todo.
  4. Profundidad, es nada más y nada menos que la capacidad para juzgar la distancia del sujeto hacia algún cuerpo y su tridimensionalidad.
  5. Orientación espacial, sugiere el reconocimiento de la disposición de los objetos en el espacio.
  6. Percepción del movimiento, que implica la mejora de la habilidad para detectar y seguir objetos móviles con la visión, misma que está bien establecida hasta los 12 años.
HABILIDADES VISUALES

La mayoría de los aspectos perceptivo-visuales analizados alcanzan niveles adultos a la edad de 12 años. Haywood (1986) asevera que entre los 8 y 12 años los niños se acercan a niveles adultos de perfeccionamiento en habilidades perceptivas visuales con refinamientos por hacer.

En los deportes, el desarrollo de las habilidades visuales representa parte importante en la efectividad de los resultados. En la mayoría de las disciplinas, pero sobre todo, en los deportes en conjunto se debe extraer la mayor información posible del entorno para procesarla de manera adecuada. Dicha información proviene de los estímulos del exterior captados por los órganos de los sentidos, en su mayoría de la visión.

Según MacLeod (1991) en el rendimiento motor del humano, la visión es el sistema receptor más exacto por el cual obtenemos la información de movimientos de los objetos y las características espaciales y temporales del entorno. Algunos otros autores como Medvedev (1969) afirman que en numerosas ocasiones las fallas en los deportes en equipo se deben a defectos en el sistema visual de los participantes, Solé (1992) por ejemplo, opina que estas deficiencias provocan que la información recibida sea insuficiente y se retarde su proceso de aprendizaje.

De acuerdo a numerosas investigaciones y algunos otros autores, la razón por la cual en el deporte no se le brinde la atención adecuada al tema de la visión, siendo este parte importante de la salud en el rendimiento del deportista, es principalmente el concepto erróneo que se tiene de “ver bien”.

En general, lo anterior podría interpretarse únicamente como la capacidad de ver lejos y nítido, sin embargo, el concepto de “ver” y “visión” implican diferencias. Iglesias y Rodríguez (1995) definen el ver como la capacidad de discernir nítidamente todo aquello que se presenta ante nuestros ojos, mientras que la visión implica, además de una valoración y análisis consciente, un proceso perceptivo muy complejo y relacionado con el sistema motor y sensitivo de nuestro organismo.

Así pues, la visión es un sistema que articula la información del exterior con todos los demás sistemas sensoriales y representa la fuente primordial del movimiento así como la corrección y efectividad del mismo (Plou, 1994). Para entender mejor el campo de las habilidades visuales y cómo mejoran el rendimiento de los deportistas, los autores generan parámetros visuales que relacionan al deporte con la oftalmología, de manera que se obtienen clasificaciones según el grado de importancia que tenga el factor implicado en el campo visual. 

Por ejemplo, Plou (1994) establece los siguientes parámetros; campo visual, coordinación óculo – segmental, binocularidad, agudeza visual estática y dinámica, tiempo de reacción visual, visión cromática, acomodación convergencia, motilidad ocular y sensibilidad al contraste.

Con ello se busca mejorar el rendimiento de los atletas en el campo de habilidad visual, la diferencia que tienen los parámetros de los demás autores recae principalmente en que algunos de ellos toman en cuenta factores psicológicos para evaluar el campo visual.

Puede que también te interese: Aumento de la masa muscular

Te invitamos a que visites nuestro Canal en YouTube.