El origen de los burpees

El origen de los burpees

Compartir
  • 84
    Shares

Los burpees, Seguro todos lo que se encuentran metidos en el área fitness los conocen, inclusive algunos que practican algún deporte en específico los han realizado cuando se encuentran en etapa de preparación, pero ¿sabes de donde proviene?, ¿a quien hay que echarle la culpa de tal ejercicio agotado? que muchos solo al escuchar su nombre lo odian, porque saben que mantenerlo por treinta segundos o más es agotador.

Te invitamos a que visites nuestro Canal en  YouTube.

Aunque los burpee de hoy no son como los originales y es algo difícil saber quién es el responsable de las diferentes variantes que existen, todas tienen tiene un origen en común y una persona a la que se le ocurrió el primer ejercicio. Su nombre fue Royal Huddleston Burpee,  quien era un fisiólogo de la ciudad de Nueva York, la primer versión, la versión pionera de los que conocemos hoy en día, era una versión más “suave” y se utilizada como prueba de aptitud física, la cual presentó en  su tesis doctoral en 1939  para  la Universidad de Columbia.

Los burpees

Este ejercicio no se llamaba como hoy en día, se denominaba “Squat Thrust”  solo constaba de 4 pasos, su finalidad era medir la capacidad física de forma rápida y sencilla de gente común y corriente, solo implicaba 4 repeticiones tomándose la frecuencia cardiaca antes y después de realizarlo, intentado medir con ello la eficiencia cardiaca.  

Los cuatro pasos eran los siguientes.

  • Bajar a Sentadilla y colocar ambas manos en el suelo delante de los pies.
  • Saltar con pies hacia atrás a una plancha prona.
  • Saltar con pies hacia adelante a la posición de sentadilla.
  • Volver a la posición de pie.
los burpees
Fuente: Raymond, 1944

Un año después, en 1940 su tesis se publicó en el libro ” Seven quickly administered tests of physical capacity and their use in detecting physical incapacity for motor activity in men and boys” en 1942 las fuerzas armadas lo adoptaron, siendo los primeros en modificarlo, pasando de solo 4 repeticiones a mantener el ejercicio por 20 segundos, aplicándolo como su prueba de aptitud para los hombres que se enrolaban en las fuerzas armadas durante la Segunda Guerra Mundial.  Dos años después aumentaron de 20 segundos a 1 minuto entero, donde realizado 41 repeticiones en este tiempo se consideraba excelente, mientras menos de 27 se consideraba pobre.

Si bien fueron las fuerzas armadas  los primeros en modificarlo, Royal H. Burpee, no estaba de acuerdo con la modificación y aplicación de su protocolo que había realizado la armada, porque considera un ejercicio no apto para hacerlo en gran volumen, siendo lesivo para individuos sin la preparación cardiovascular suficiente incluso resultando lesivo para el core, lo cual público en el prólogo de su libro publicado en 1946.

Si bien ya el tiempo ha pasado de aquella época, entrenamientos como el crossfit y programas de acondicionamiento lo utilizan para poner en forma a las personas, es uno de los ejercicios más populares y eficientes cuando se realizan las variaciones adecuadas en volumen y ejecución según el individuo que la realiza.

Ahora que sabes de donde proviene y a quien se le atribuye el origen de esta secuencia de movimiento,  por lo menos sabes que Royal Huddleston Burpee no creo su protocolo como lo conoces  y puedes estar seguro que no eres el único que sufre con ellos en todo el mundo. 

Puede que también te interese: Utilidad y origen de los somatotipos