Desarrollo de la flexibilidad

Desarrollo de la flexibilidad

Compartir
  • 63
    Shares

El desarrollo de la flexibilidad en el ámbito del deporte, como para la vida cotidiana, no puede bajo ningún aspecto dejarse de lado, pues, no solo nos ayuda a mejorar en nuestro desempeño deportivo, sino también en nuestra vida cotidiana, ayudando a mantener un buen estado muscular junto a una amplitud de movimientos saludable, evitando hasta cierto punto alguna lesión.

Flexibilidad

Existen dos formas para aumentar la flexibilidad, por un lado, está la elongación muscular y por otro generar amplitud de los componentes ligametarios y plásticos de la estructura articular. Estas se pueden trabajar de forma asistida (con la ayuda de un compañero) o no asistida, pero hay que tomar en cuenta que la flexibilidad no asistida se desarrolla de 1.5 a 2 veces más lenta que la flexibilidad asistida.

Suscríbete a nuestro canal en YouTube

Te invitamos a que visites nuestro Canal en YouTube.

Es muy importante mencionar que la adquisición o desarrollo de esta capacidad no se logra con la misma rapidez en todas las articulaciones o zonas anatómicas como se muestra a continuación:

Desarrollo de la flexibilidad 1

Cuando trabajamos para lograr un desarrollo de la flexibilidad, el trabajo debe ser diario, y en caso de ser necesario, dos sesiones especiales por día. Para conservar los niveles ya alcanzados de flexibilidad con 3 o 4 sesiones a la semana son suficientes. De 1 a 2 sesiones por semana son totalmente ineficientes para lograr resultados mínimos.

Un trabajo específicamente para el desarrollo, no se puede realizar ni antes, ni después de trabajos de alta intensidad o volumen. Con respecto a esto, se dan 3 recomendaciones a tener en cuenta para realizar un entrenamiento específico a esta capacidad:

  • No realizar la sesión del desarrollo de esta capacidad física, antes de trabajar ninguna otra capacidad motora. Mucho menos, si esa valencia física a desarrollar es la velocidad, la reacción o la fuerza explosiva.
  • No realizar tampoco la sesión especial a posteriori inmediatamente de trabajos de alto volumen e intensidad, puesto que el fuerte cansancio local constituye un factor de riesgo extremo al momento de estirar máximamente la musculatura exigida anteriormente.
  • Tampoco ubicar la sesión especial al terminar el día completo de entrenamiento, puesto que la fatiga general impide lograr el índice mínimo de relajación necesario para la flexibilidad.

Cada día el desarrollo de la flexibilidad puede variar de 20 – 30 a 45 – 60 minutos, para deportes de baja exigencia de flexibilidad (fútbol, básquet, voly, etc.) la sesión especificas se recomienda de una duración de no menos de 40 minutos ni más de 50, mientras que para actividades de alta exigencia de la flexibilidad (gimnasia artística, gimnasia rítmica, etc.)  La duración de la sesión se recomienda que oscile entre los 60 y 80 minutos.

Flexibilidad

Lo anterior planteado son solo recomendaciones cuando se trata en específico un deporte, tenemos que considerar nuestro nivel de entrenamiento de esta capacidad, nuestro objetivo a alcanzar, y así poder calcular un tiempo optimo, sin dejar de lado las 3 recomendaciones expuestas para cuidar nuestra salud y evitar lesiones. 

Puede que también te interese: Utilidad y origen de los somatotipos