Ácido láctico y lactato

Ácido láctico y lactato

Síguenos

Si hablamos de actividad física seguramente has escuchado sobre el ácido láctico y el lactato, un marcador fisiológico del estrés del organismo con muchas utilidades y funciones dentro de nuestro cuerpo.

Sin embargo, aún existen confusiones en cuanto a como referirse a esta sustancia dentro de nuestro cuerpo, esto es por toda la literatura que podemos encontrar donde se habla del lactato y el ácido láctico para referirse a la misma sustancia, a pesar de que no está mal, no son lo mismo por completo.

 Antes de tocar este punto vamos por el principio

No tocaremos la glucólisis, que el es proceso por el cual se produce, pero tocaremos aspectos importantes sobre su función y utilidad en la actividad física.

Un poco de historia

Su descubrimiento se lo debemos a uno de los químicos más importantes de su tiempo, quien descubriera también otros compuestos como el ácido cítrico, el ácido úrico, el ácido tartárico, etc., El químico sueco Wilhelm Scheele, quien lo sintetizo por primera vez en 1780 a partir de leche agria, siendo justamente por este motivo el nombre que se le dio, Ácido láctico; por provenir de la leche. Sin embargo, el nombre químico es ácido 2-hidroxipropanóico.

Pero fue hasta 1808 que el médico y químico sueco Jöns Jacob Berzelius descubrió que se liberaba ácido láctico en los músculos al realizar esfuerzo físico intenso y casi 70 años después su estructura fue determinada por químico alemán Johannes Wislicenus.

Diferencia entre ácido láctico y lactato

Si has leído acerca del tema, seguramente habrás encontrado literatura donde comienzan a hablar de ácido láctico y de repente comienzan a mencionar al lactato, o literatura donde hablan de la glucólisis y mencionan al ácido láctico solamente, literaturas más recientes que solo hablan del lactato.

Molécula de  ácido láctico y lactato

La diferencia a pesar de ser mínima es muy importante, resulta que el lactato es la forma ionizada del ácido láctico. Como su nombre lo indica el ácido láctico es un ácido, sin embargo, es un ácido débil, con una constante disociación PK de aproximadamente 3.7, en otras palabras, se ioniza cuando el pH es elevado.

El pH en fisiológico en el ser humano es de alrededor de 7.3 y 7.4, por lo que prácticamente todo el ácido láctico que se genera se disocia en automático a lactato. Cuando se disocia libera un ion Hidrogeno, causando que el pH celular sea modificado. Esto es de gran importancia en la actividad física y veremos a continuación.

Actualmente ya se lee más del lactato cuando hablamos de su presencia en el cuerpo humano, precisamente por este motivo, prácticamente no podemos encontrar ácido láctico en nuestro organismo, pero si su forma ionizada, donde su única variación es que ha perdido su ion de hidrogeno.

Lactato en la fatiga muscular

La acumulación de lactato en el musculo es uno de los factores que causan la fatiga muscular, más que nada en ejercicios intensos de corta duración, sin embargo, no es el único ni el principal causante de la fatiga.

Al momento que el ácido láctico se disocia en los músculos, libera H+ causando una acidificación muscular, generando una condición que se denomina acidosis, que es la disminución del pH.

Los deportes de corta duración y alta intensidad dependen en su mayoría de la glucólisis anaeróbica,  producen grandes cantidades de lactato y H+ dentro de los músculos, causando una  modificación del pH y acidificación muscular que impide una adecuada producción de energía, afortunadamente tenemos sistemas amortiguadores, como es el sistema de bicarbonato, que contrarresta la desestabilización del pH por los H+, impidiendo que disminuya demasiado, a menos de 6.6 o 6.4 cuando el musculo se encuentra agotado.

Visítanos en nuestro canal de YouTube

Sin embargo, llegando a estos niveles de 6.6 o 6.4, la producción de energía por la vía glucolítica se encuentra inhibida, puesto que a partir de un pH menos a 6.9 inhibe la acción de la fosfofructocinasa, una enzima glucolítica importante.

Muchos científicos concuerdan que la disminución del pH es el causante principal de la fatiga muscular durante esfuerzos cortos.

El lactato puede ser utilizado par determinar la carga de esfuerzo que se está aplicando, esta lectura se realiza a través de un medidor de lactato en sangre, los parámetros normales son de 1-2 mmol en reposo, aumentando con forme la intensidad va en ascenso. De esta manera se puede determinar si es posible aumentar la intensidad para conseguir los efectos deseados del entrenamiento, o si es necesario disminuir por un sobreesfuerzo que este ocurriendo.

Esta practica solo es habitual en deportistas de alto nivel competitivo donde las pequeñas variaciones y ajustes son de suma importancia para conseguir un mejor desempeño.

Dolor muscular y ácido láctico

Aun hay quienes creen que la acumulación de lactato es el causante del dolor muscular debido a su cristalización que “pinchan el musculo” y causan dolor, si bien fue una de las teorías de antaño, hoy en día esa teoría ha sido descartada.

Durante un tiempo se planteo que este dolor era debido a micro rupturas musculares, sin embargo, también esta teoría ya fue rebatida y complementada, el dolor que se presenta en los músculos es multifactorial iniciando por el estrés y daño de las membranzas celulares que desencadenan una serie de procesos que son los causantes del dolor. Si te interesa conocer más te dejamos un articulo donde hablamos al respecto.

Lactato como fuente de energía

Durante muchos años al lactato se le consideraba solo como un producto de desecho de la glucólisis, sin embargo, el lactato no necesariamente solo es un producto final. Durante el ejercicio puede aportar energía a las fibras musculares y al corazón, además el lactato proveniente de sangre se puede convertir en piruvato que, a su vez se transforma en acetil-CoA, este puede participar en el ciclo de Krebs.

Anteriormente solo se creía que era un producto de desecho porque tenia que ser transportado al hígado para pasar por el ciclo de cori y transformarse nuevamente a piruvato, de ahí en glucosa que podía regresar a sangre o almacenarse en el hígado. Sin embargo, este proceso es lento lo cual causaba una gran acumulación en el musculo derivando en la fatiga y con posterioridad se  creía que esto era el causando el dolor muscular.

Hoy en día se conoce que el lactato puede ser oxidado por las mitocondrias del musculo esquelético, el corazón los riñones y el hígado.

Que el lactato pueda viajar del lugar de donde se generó a otro sitio para ser utilizado es conocido como lanzadera de lactato.

Dentro de la actividad física, la mayor producción de lactato es por las fibras rápidas o Fibras tipo II, el lactato puede salir de estas fibras e ingresar a fibras tipo I, que poseen mayor número de mitocondrias, por lo que gran cantidad de lactato nunca sale del musculo, pues es utilizada por las mismas fibras.

Necesitas iniciar sesión para poder ver este contenido.

¡NO TE PIERNDAS NADA!

Entrenamiento

Suscríbete y recibe nuestro contenido más reciente

¡Prometemos que nunca enviamos spam! Echa un vistazo a nuestra aviso de privacidad para más información.

close

¡NO TE PIERNDAS NADA!

Entrenamiento

Suscríbete y recibe nuestro contenido más reciente

¡Prometemos que nunca enviamos spam! Echa un vistazo a nuestra aviso de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.